jueves, 15 de diciembre de 2011

Ese instinto llamado "fotografía"

La dulzura de los momentos que no se planean


ese "momento decisivo" de Cartier-Bresson


haciendo tuyo cada particular atisbo espontáneo


soy partidaria de llamarlo "memoria", los recuerdos del pasado siempre nos traicionan...


Somos instantes, parpadeos intensos de emociones que se pierden en el tiempo y se diluyen en las retinas...




*espero que os gusten mis modelos peludos

viernes, 2 de diciembre de 2011

Into the Wild







*He presentado tres fotos al concurso de la revista Magazine, aqui podeis echarles un vistazo

http://vng_concursmagazine11.gnuinepath.com/foto.php?preview=10338
http://vng_concursmagazine11.gnuinepath.com/foto.php?preview=10334
http://vng_concursmagazine11.gnuinepath.com/foto.php?preview=10331

martes, 22 de noviembre de 2011

yo, esa chica de la sonrisa roja

Columpiándome en la cuerda floja de la cordialidad cuando realmente debería dar un portazo en la cara




En esencia, no hay más desprecio que no hacer aprecio

jueves, 17 de noviembre de 2011

*

Tenemos la costumbre de mirar el mundo en blancos o negros


balancearnos en el "sí" o el "no".

Evadir responsabilidades que rozan los posibles matices


sentimos acongojo ante la multitud y diversidad de caminos posibles, de decisiones.

Algunos luchamos por observar el mundo en color, por escapar del orden establecido. Por ver más allá de los hechos del hábito y la costumbre. Por no dejarnos cegar por el "hecho" en sí.


dejando atrás la hipocresía que aguarda el día a día, que se esconde en la cotidianeidad del ser.


sin dejarse mecer por el narcotizante edor del victimismo. Qué necesarios son los malos momentos.
Como agujero por el que se inocula el daño,propicia un cambio, nos mejora.

viernes, 4 de noviembre de 2011

martes, 25 de octubre de 2011

Mi segundo corazón

Otro más a mi lado


siempre estas ahí para dedicarme una mirada


pequeña reina de la casa


<3

martes, 4 de octubre de 2011

Hay miedos que vuelven, para que puedas coger impulso y vencerlos.


O quizá nunca se fueron. Se escondieron en lo más recóndito del subconsciente esperando el momento preciso para volver a rondarte